Friday, September 30, 2005

SER UN POCO MENOS IDIOTAS

Ser un poco menos idiotas.

Hace unos años , en un seminario sobre guión que dictábamos R. Ferrari y yo , una alumna
( hoy abogada ) ante la pregunta de ¿ que tema trataba la historieta " Los 17 de la nieve " de Oesterheld - Pratt ? , contestaba con un rotundo :
" El bien común se antepone al bien individual "
Hace algunos años he escuchado a un editor decirme " usted se va sin cobrar pero al menos conoció a un, Columba ".
Escuché a otro explicarme porque un gran editor había hecho muy buen negocio vendiéndole una historieta a otro gran editor y los únicos que quedaban totalmente al margen de esta transacción eran los autores del hecho artístico , y aun peor...por que eso estaba bien.
He visto a algunos autores armar muestras de historieta argentina actual invitando a participar solo a sus amigos.
He visto a algunos investigadores venidos desde afuera del genero escribir historias de la historieta argentina negando aquellos autores a los que desconocen, el derecho a la existencia.
He escuchado perplejo a un idiota que organiza muestras artísticas , diciendo : " No se nada de historieta pero no por eso voy a dejar de organizar muestras de historieta."
He leído criticas salvajes a obras de baja calidad, pero esos mismos críticos adamantinos en su inflexibilidad elogian desmedidamente obras de la misma calidad ( en el mejor de los casos) de su propia editorial.
Algún editor mantenía un espacio de su revista titulado : ¡ Que país generoso..!
El país ya dejo de ser generoso , las editoriales que en su soberbia despreciaban a sus lectores han fundido y son sombras de sombras, los agentes ya no pueden llamarse así porque venden menos que nada y cobran comisiones exorbitantes...
( Alguno ofrece a los profesionales 25 miserables dólares por página y otro solo 5 a los aficionados ) . Hoy los dibujantes dejan uno a uno el oficio de historietista en el que descollaron individual y colectivamente en el pasado para dedicarse a las mas dispares labores. y los lectores dejan sus viejos consumos del genero nacional para pasarse al comic o el manga que llegan del exterior o que editan empresarios argentinos pagando o no los derechos... Seguimos golpeando a nuestros colegas a la espera de un elogio venido desde el exterior de nuestro medio, seguimos separándonos ante el peligro y tratamos de ofrecer al otro en sacrifico al monstruo... Espantamos a los grandes maestros del genero con tanto macarrónico quilombo y provocamos que muchos de estos se retiren de la vida publica justo en el momento en el que mas los necesitamos... en el momento de aprender de ellos. Seguimos confundiendo la realidad con nuestras mas locas fantasías, sin recordar que nadie inventa fantasías tan bien como nosotros...

Tal vez sea ya la hora de firmar una paz armada.
Tal vez sea la hora de reinventar la industria.
Tal vez ya sea hora de respetar a los otros y reconocerles el derecho a la existencia aunque no nos gusten.
Porque si no, a pesar de los años pasados, a pesar del país devastado, no aprendimos nada.

1 Comments:

At 8:56 PM, Blogger Julia said...

Hola, sensei... soy Brava =) Vine por curiosidad a chusmear su blog.

Me impactó mucho este post. No tenía idea de lo mal que está el país para los artistas argentinos.

 

Post a Comment

<< Home